Saltar al contenido

Funciones básicas de un gestor de contenidos

enero 25, 2014
v

Creación de contenidos

Cualquier usuario que no tenga demasiados conocimientos sobre publicación web puede generarlos gracias a los editores integrados. Por lo general, se trata de editores del tipo WYSIWYG con los que se puede ver el aspecto final del documento a medida que se elabora.

Los CMS ofrecen la posibilidad de preparar diferentes tipos de documentos (noticias, foros de discusión, libros en formato digital, etc.) según las necesidades del portal e incluso crear nuevos tipos a partir de los tipos básicos.

Además, pueden incluir paquetes ofimáticos integrados, así como herramientas para la importación de documentos y la edición de archivos XML.

Gestión de contenidos

Cuando un usuario crea un documento, se almacena en una base de datos junto con otras informaciones de interés, como son el nombre del autor, las fechas de creación y publicación, el tipo de documento, los permisos de acceso, etc.

Además, se consignan también los usuarios a los que se ha dado de alta, la estructura del portal, los estilos y temas utilizados, así como toda la información generada a partir de las funcionalidades del CMS.

Las labores de gestión de contenidos se pueden delegar o compartir con los usuarios. Basta con asignarles un perfil determinado (editor, administrador, autor, etc.). El CMS proporciona la infraestructura necesaria para que se comuniquen y garantiza la conse- cución del ciclo de trabajo.

Publicación de contenidos

Cuando el usuario da por terminado un contenido, puede publicarlo en ese mismo mo- mento o bien programarlo para que aparezca en una fecha determinada. Esta tarea se lleva a cabo según el patrón general de diseño establecido en el gestor. De esta manera, se simplifica el trabajo y se garantiza que el CMS mantenga un aspecto homogéneo.

El autor, si su perfil se lo permite, podrá publicar el documento dentro de la sección para la que han desarrollado esos contenidos.

Presentación del gestor de contenidos

Por lo general, los CMS siguen la normativa internacional de accesibilidad. Pueden utilizarse desde cualquier navegador y permiten establecer el idioma, el huso horario e incluso la moneda deseados.